sábado, 1 de diciembre de 2007

La sonrisa de un niño


Le compré un peluche de Pocoyo a mi sobrino que tiene 20 meses en Santiago de Compostela y cuando lo vi después de tantos días, me recibió con mucha felicidad y cuando le di el peluche de su personaje favorito de dibujos animados, se volvió loco y empezó a reirse a carcajadas, no sé exactamente cuánto tiempo duraron las carcajadas, lo que no tengo dudas, es que él me regaló a mí uno de los mayores regalos de la vida. Me quedé chiquitito, chiquitito, je,je,je. Y no hay mucha diferencia de la imagen que os he puesto y de mi sobrino. Luego estuvimos viendo sus dibujos en inglés, mientrás él echaba su cabeza sobre mí.
Le he comprado un disfraz de Pocoyo, seguro que serán dos gotas de agua, je,je,je y estará para comérselo.




Otra de las cosas que más me gustan de la vida, es que todo es relativo y no siempre 2+2 son 4. Que hoy tengas un mal día, no significa que mañana no pueda ser el mejor día de tu vida, cada día es como una página en blanco para rellenar con nuestras vivencias. Que haya un problema hoy, no quiere decir que mañana lo sigas teniendo. Cualquier adversidad se puede solucionar, incluso a veces sin esperarnos nosotros el resultado. Para valorar los momentos buenos, necesitamos a los momentos amargos.

3 comentarios:

MJ dijo...

La risa de un niño hace nimio cualquier problema...
Porque en el fondo, sólo somos almas de niños escondidas en cuerpos que estiraron por el peso de la cabeza contrarrestando a la Gravedad... la gravedad del problema, claro.
Os mando un besito muy fuerte, siento haber estado un poco despistada pero la vida lo que tiene precisamente es que todo viene junto. Estuve el finde pasado en el indi, tres días, y nada, no hay forma de coincidir!!! Dónde os escondéis?!

Carlos dijo...

Hola MJ, pues la verdad es que nosotros salimos el viernes y el sábado de marcha y fuimos a Indiana, lo que pasa que no fuimos a las horas habituales. El viernes estuvimos muy poquito tiempo y el sábado llegamos más tarde.

china dijo...

No veo nada malo en que un niño menor de 10 juegos en línea que son apropiadas para su edad. Creo que el juego que es similar a WOW, pero orientado hacia los niños es Asistente 101 - aunque es un juego que los adultos pueden jugar también. Como padre, usted puede limitar la cantidad de tiempo que un niño está en línea y que corresponderá a los padres a decidir cuánto es demasiado para su niño en particular. No estoy de acuerdo en que los juegos en línea que un niño obeso. Estoy de acuerdo en que un padre que no tiene ningún control puede contribuir a un niño obeso. china