lunes, 18 de febrero de 2008

Necrológica


Los griegos no escribian necrológicas, solamente hacian una pregunta cuando moría un hombre, ¿tenía pasión?...
Carlos Díaz, licenciado en Administración y Dirección de Empresas, poseedor de un Master en Planificación Territorial, Urbanismo y Mercado Inmobiliario y con gran experiencia a sus espaldas como angente financiero y a quien le gustaba nadar un kilómetro en la mar, todos los días en verano, murió anoche a causa de las complicaciones surgidas al perder a su alma gemela y su trabajo. Tenía 32 años, de voz suave y obsesivo, Carlos nunca tuvo el aspecto de un romántico, pero durante los últimos días de su vida, desveló una parte desconocida de su mente. Esa persona oculta, casi Jungiana emergió durante la busqueda en plan Agatha Christie de su ansiada alma gemela, una mujer con la que sólo pasó unas pocas horas preciosas. Tristemente la prolongada investigación terminó la noche del domingo, en un completo y absoluto fracaso, pero a pesar de la amarga derrota, el valiente Díaz, seguía aferrado a la creencia de que la vida, no es meramente una serie de accidentes o coincidencias sin sentido, sino más bien, un tapiz de acontecimientos que culminan con un plan esquisito y sublime. Sus amigos dicen que Carlos fue un hombre nuevo los últimos días de su vida, veía las cosas más claras, decía que para poder vivir en armonía con el universo todos nosotros, debemos poseer una poderosa fé en lo que los antiguos llamaban "fatu", lo que comunmente calificamos como destino.
Nota: me he limitado a copiar palabra por palabra el diálogo de la película "Serendipity" y solamente lo he adaptado un poco a mí, como si me hubiera rendido ya de luchar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlos: has escogido un escrito precioso. El de John Triger. Creo que cuando escribes "chungiana" es "Jungiana", de Jung, el psicólogo del inconsciente colectivo. Un saludo, y no te mueras del todo.

Carlos Díaz dijo...

Hola Anónima, muchas gracias por tu comentario, la verdad es que no tenía ni idea como se escribía correctamente la palabra Jungiana, la busqué en internet, pero no venía nada por ningún lado y se supone que se me da muy bien buscar cosas en internet. Muchas gracias, ya lo he arreglado en el post. Y bueno, llevo ya 6 meses en el paro, y en cierto modo, lo que me pasó en cuanto a "amores" en febrero, todavia me afecta, je,je,je.